¡Baño de aceite para nuestros frenos!

Una de las razones por las cuales nuestras carretillas Clark se jubilan más tarde que nosotros, es precisamente por el sistema de frenos.

Los frenos bañados en aceite (o frenos húmedos) no es más que un sistema inmerso en aceite.  Es un sistema muy fiable del cual puede decirse que prácticamente no tiene desgaste, y por ello no necesita ni de mantenimientos, ni ajustes ni nada de nada. Los frenos quedan protegidos de polvo y de la suciedad, evitando por completo cualquier avería o fallo.

En definitiva, este sistema robusto de frenada, que montan nuestras carretillas Clark, sigue el principio de Built to Last que abandera la marca. 

¡Ten en cuenta este elemento a la hora de elegir tu máquina!

¡Va a ahorrarte muchos quebraderos de cabeza!